Protege a tus seres queridos: combate el grooming en redes sociales

¡Descubre cómo nuestros hijos interactúan en el mundo digital y los peligros de las redes sociales! Un experto en seguridad informática nos desafía a reflexionar en esta impactante charla TED. ¡No te pierdas este artículo donde te cuento todo lo que he aprendido!

Hace poco vi un video de una charla TEDx que me dejó realmente impactado. El orador, Diego Spahn, planteó un ejercicio muy interesante: nos mostró una serie de imágenes y nos pidió que elaboráramos nuestras propias conclusiones en base a sus afirmaciones. Resulta que él es padre de una niña de 12 años a quien le permite ir sola a lugares desconocidos y entablar conversaciones con cualquier persona, incluyendo adultos. En las conversaciones que tiene su hija, él no está presente. Al escuchar esto por primera vez, muchos podríamos pensar que es una locura permitirle eso a una niña tan joven.

Pero luego Diego nos revela la trampa: las imágenes que mostró inicialmente no correspondían a lo que estaba diciendo. A continuación, muestra las mismas afirmaciones pero con las imágenes correctas. Y ahí es cuando realmente entendemos el punto central de su charla.

La restricción de edad en el mundo digital

Diego menciona algo muy importante: la mayoría de las aplicaciones y servicios digitales tienen alguna restricción de edad para utilizarlos, generalmente establecida en los 13 años. Sin embargo, él afirma que muchos niños simplemente mienten sobre su edad para poder acceder a estas plataformas.

Leer también:  Cambiando el mundo juntos: Aprendiendo de Ritxar Bacete sobre género y feminismo

Aquí radica uno de los problemas principales: mucha gente cree erróneamente que esta restricción se relaciona con la madurez del niño o su capacidad para utilizar dichos servicios correctamente. Pero la realidad es otra: incluso si un niño está cerca de los 13 años, no está lo suficientemente maduro como para entablar conversaciones con adultos que tienen intenciones maliciosas.

Además, debemos tener en cuenta que los niños tienen una facilidad para utilizar la tecnología que nosotros nunca tuvimos. Esto nos distorsiona nuestra propia percepción de la realidad y nos lleva a creer que están seguros en ese entorno digital, cuando en realidad no lo están. Nosotros, como adultos, estamos sujetos a muchos problemas y riesgos en el mundo digital: noticias falsas, fraudes, robo de información y extorsión, entre otros. Imagínense entonces un niño sin tarjeta de crédito siendo estafado.

La integridad sexual de los niños

Uno de los mayores riesgos a los que están expuestos los niños en el mundo digital tiene que ver con su integridad sexual. Muchos creen erróneamente que el entorno digital es algo separado de la vida real y piensan que un abuso solo puede ocurrir físicamente. Pero Diego nos aclara algo muy importante: cualquier intercambio de fotos, videos o conversaciones puede constituir un abuso contra la integridad sexual del niño.

Y esto se agrava aún más cuando esos encuentros virtuales se hacen realidad en el mundo físico. Es por eso que en 2013 se aprobó una ley en nuestro país para penalizar a cualquier adulto que contacte a un menor a través de plataformas digitales con fines abusivos.

Leer también:  Amor y migración: una historia inspiradora de valentía y determinación

Más allá de las leyes

Aunque esta ley fue un gran avance social y era necesaria para proteger a nuestros hijos, Diego plantea algo muy interesante: ninguna ley puede garantizar al 100% la seguridad de los niños. Es como si pensáramos que una bicicleta estará segura en la calle solo porque el robo está penado por ley.

Entonces, ¿qué podemos hacer? ¿Cómo protegemos a nuestros hijos en este mundo digital lleno de desconocidos?

La importancia de la cercanía y el involucramiento

Diego nos invita a reflexionar sobre cómo abordamos este tema. Él comparte su propia experiencia como padre y nos muestra que prohibir o asustar no es la solución. En cambio, propone acercarnos a nuestros hijos, entender las aplicaciones y servicios digitales que utilizan y participar activamente en sus vidas digitales.

Cada vez que su hija quiere instalar una nueva aplicación o registrarse en un nuevo servicio digital, él se sienta con ella para entender para qué lo va a usar, cómo lo usan sus amigos y así poder aconsejarla en base a los posibles peligros que pueda enfrentar. Además, fomenta el diálogo y celebra sus logros en las plataformas digitales.

El mensaje principal es claro: debemos evitar dejar solos a nuestros hijos en ese mundo digital. Tenemos que acompañarlos, involucrarnos y ser responsables de cuidarlos.

No dejemos solos a nuestros hijos

Aunque puede resultar complicado encontrar un equilibrio entre permitirles acceder al mundo digital sin exponerlos demasiado a los riesgos asociados, Diego nos demuestra que es posible hacerlo. No tenemos todas las respuestas ni vamos a tenerlas nunca, pero eso no significa que debamos alejarnos de la tecnología que ellos utilizan.

Leer también:  Conviértete en un agente de cambio para proteger la naturaleza

La clave está en acercarnos, entender y participar activamente en sus vidas digitales. Debemos ser ese apoyo y guía que necesitan para navegar por ese mundo lleno de desconocidos. No los dejemos solos.

La charla de Diego Spahn nos invita a reflexionar sobre la importancia de proteger a nuestros hijos en el mundo digital. Aunque existen restricciones de edad y leyes para penalizar a los abusadores, ninguna medida puede garantizar al 100% su seguridad. Por eso, es fundamental acercarnos, entender las aplicaciones que utilizan y participar activamente en sus vidas digitales. No dejemos solos a nuestros hijos en un lugar lleno de desconocidos.

Recuerda: tú eres el responsable de cuidar a tus hijos, incluso en el mundo digital.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.