Rediseñando la tradición del mate: Descubre cómo Marcos Stubrin lo ha llevado a más de 50 países

¿Sabías que el mate es una de las tradiciones más importantes de Argentina? Y ahora, gracias a Marcos, podemos disfrutar de esta experiencia en todo el mundo! Te cuento que he visto una charla TEDx muy interesante de Marcos, un emprendedor e ingeniero industrial que ha revolucionado la forma en que disfrutamos del mate. En esta charla, Marcos descompone esta práctica local para rediseñarla en una experiencia export

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo una historia fascinante que descubrí en un video de una charla TEDx. Se trata de Marcos Stubrin, un joven emprendedor argentino que se encontraba estudiando ingeniería industrial en España cuando tuvo un encuentro inesperado con su amigo Víctor, proveniente de Berlín.

El desafío del mate

Marcos quedó sorprendido cuando Víctor le confesó que en Alemania amaban la yerba mate, pero no la tomaban de forma tradicional. En lugar de eso, la consumían en formato de gaseosa azucarada en botellas descartables. Esta revelación despertó la curiosidad y el espíritu innovador de Marcos, quien comenzó a reflexionar sobre las posibilidades y los atributos únicos del mate.

A partir de ahí, surgió una pregunta: ¿por qué el mate no ha logrado globalizarse a pesar de ser saludable para el medio ambiente y contar con figuras influyentes como fanáticos? Determinado a encontrar una respuesta, Marcos se propuso desarrollar una forma más accesible y familiar para que personas como Víctor pudieran disfrutar del mate sin dificultades culturales o prácticas.

La búsqueda creativa

Marcos se embarcó en un proceso creativo solitario y frustrante durante cuatro meses. Probó diferentes ideas y prototipos hasta que finalmente llegó a una solución inusual: utilizar globos como filtro para tomar mate sin necesidad de prepararlo tradicionalmente. Sin embargo, pronto se dio cuenta de que necesitaba abrirse y compartir su idea para enriquecerla con diferentes perspectivas.

Leer también:  Aprendizajes de pandemias pasadas: cómo enfrentar la crisis actual

Formando un equipo

Consciente de que no podía lograr su objetivo solo, Marcos decidió formar un equipo. Analizó sus propias fortalezas y debilidades, y reclutó a un compañero de facultad con habilidades técnicas y a un amigo creativo especializado en diseño y desarrollo de marcas. Juntos se enfocaron en construir prototipos económicos y rápidos utilizando materiales como tubos, mechas y polipropileno.

Pruebas con extranjeros

Para probar los prototipos, el equipo decidió viajar a Buenos Aires y presentar su proyecto a extranjeros que no estuvieran familiarizados con la cultura del mate. Aunque inicialmente tuvieron dificultades para encontrar participantes, lograron cautivar la atención de una persona proveniente de Canadá llamada Víctor. Él brindó valiosas percepciones que ayudaron al equipo a mejorar aún más el producto.

De prototipo a empresa

Marcos y su equipo desarrollaron filtros adicionales para adaptarse a las preferencias individuales de Víctor, como té o agua. También compactaron la hierba en briquetas orgánicas e incorporaron el valor del compartir como parte integral de su marca. Con el producto casi terminado, buscaron financiamiento para convertirlo en una empresa viable globalmente.

A través de perseverancia, trabajo en equipo e innovación constante, Marcos Stubrin logró llevar el mate al mundo. Su historia nos enseña la importancia de abrirnos y compartir ideas, así como de adaptarnos a las necesidades y preferencias individuales. Además, nos invita a reflexionar sobre hasta dónde estamos dispuestos a llegar para hacer realidad nuestros sueños y llevar nuestras pasiones al mundo.

¡Así que no tengas miedo de innovar y compartir tus ideas! Nunca sabes cuánto impacto podrías tener en el mundo.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.