Reinventando la participación ciudadana: el futuro político

¿Te has preguntado qué organización global necesitamos para enfrentar desafíos globales? Descubre la visión de Julia Pomares en esta charla TEDx.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo las ideas más importantes que he descubierto en un video de una charla Tedx. El autor de la charla se llama Julia Pomares y habla sobre cómo será el futuro de la política en el año 2030. ¿Alguna vez has pensado en cómo nos gobernaremos dentro de unos años? ¡Pues ella sí!

Predicciones fallidas

Julia comienza su charla mencionando algunas predicciones que se han hecho a lo largo del tiempo y que no se han cumplido. Por ejemplo, muchos creían que el capitalismo se autodestruiría, o que estaríamos viviendo en el fin de las ideologías. Incluso ella misma esperaba que para esta época ya estaríamos votando por internet desde nuestras casas con máquinas similares a los cajeros automáticos.

La transformación política

A pesar de que las predicciones no siempre aciertan, Julia está convencida de que entender el futuro de la política es clave. Ella junto a otros colegas están tratando de comprender cómo será el mundo político en 2030.

Cambios seguros para 2030

Según Julia, hay algunos cambios seguros para el año 2030. Uno de ellos es la transformación económica impulsada por la inteligencia artificial, lo cual puede ampliar aún más la brecha entre países desarrollados y aquellos en desarrollo como Argentina.

Leer también:  La amenaza de la inteligencia artificial: Perspectivas futuras

Otro cambio seguro es el impacto del calentamiento global y cómo esto afectará al mundo entero. Además, es muy probable que China reemplace a Estados Unidos como centro económico mundial, mientras que Europa perderá poder.

La tecnología y la política

Julia menciona que si bien la tecnología siempre acapara nuestra atención, no será el único motor de cambio en la política. La cuarta revolución industrial, como algunos le llaman, seguramente cambiará la forma de gobernar. Por ejemplo, es posible que tengamos asesores políticos robots y cambios en cómo nos relacionamos con nuestros representantes.

También se está viendo un cambio en las campañas electorales debido al uso de plataformas como Facebook o WhatsApp para informar o desinformar a los votantes. Sin embargo, las leyes actuales no regulan estos nuevos medios digitales.

Gobiernos y empresas del futuro

Ahora bien, para imaginar cómo será el gobierno en 2030 es necesario pensar en dos protagonistas centrales: los gobiernos y las empresas. Julia plantea varias incógnitas sobre estos temas.

El rol de los gobiernos

No sabemos dónde se tomarán las decisiones políticas: ¿en ciudades o naciones? Además, hay una creciente desconfianza hacia las instituciones globales creadas después de la Segunda Guerra Mundial. Los nacionalismos están ganando fuerza pero también existen problemas globales que ningún país puede solucionar por sí solo.

El futuro empresarial

Otra incógnita es cómo serán las empresas del futuro. ¿Viviremos en un mundo dominado por grandes corporaciones o en uno donde haya muchas pequeñas empresas especializadas? Actualmente, los gigantes tecnológicos como Amazon, Google y Facebook están cada vez más concentrados.

Cuatro posibles mundos en 2030

Si cruzamos estas dos dimensiones (gobiernos y empresas), podemos imaginar cuatro posibles mundos en 2030. En uno de ellos, las grandes empresas dominarán bajo un gobierno global. En otro extremo, habrá muchas pequeñas empresas con gobiernos locales. También existe la posibilidad de que coexistan grandes empresas con muchos gobiernos más pequeños. Y finalmente, está el escenario menos probable donde viviremos en un ecosistema de pequeñas empresas bajo una autoridad global.

Leer también:  Reflexiones sobre el futuro de la educación

La importancia de anticiparse

Julia destaca que todas estas preguntas son importantes porque el futuro de la política aún no está escrito. Nuestros actuales líderes políticos deben ser capaces de negociar con las grandes empresas y tomar decisiones que afecten a todos los ciudadanos del mundo.

Aunque las predicciones pueden fallar, es importante trazar escenarios para poder anticiparnos a los dilemas del futuro. El año 2030 será muy distinto y nuestras acciones hoy determinarán cómo nos gobernaremos mañana. ¿Queremos un parlamento mundial? ¿Podrán convivir instituciones globales con gobiernos locales? Hay muchas incógnitas pero también hay mucho por hacer para construir un futuro político deseable.

¡Así que no dejemos todo en manos del destino! Seamos parte activa en la transformación política y contribuyamos a crear un mundo mejor para todos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.