Renueva el optimismo: cómo calmar la ansiedad

Hoy quiero compartir contigo lo fascinante que fue la charla TED de María Luz, una triatleta y empresaria inspiradora. Aprendí tanto sobre superar adversidades y encontrar el equilibrio en momentos difíciles. ¡No te pierdas esta historia inspiradora, sigue leyendo!

¡Wow! Acabo de ver un video realmente inspirador en una charla TEDx. Quiero compartir contigo todo lo que he aprendido y las ideas más importantes que me dejó esta increíble experiencia.

Una historia de superación personal

La charla fue presentada por María Luz Arellano, quien nos contó sobre su experiencia compitiendo en un triatlón. Ella comenzó hablando sobre cómo estamos viviendo momentos inimaginables, donde hemos tenido que adaptarnos y aprender de las circunstancias actuales. Para renovar su optimismo y calmar la ansiedad, María Luz recordó una competencia en particular: el Ironman número 13 al que asistió en octubre del 2019 en Kentucky.

Ella estaba emocionada pero también estresada, como siempre antes de una competencia tan exigente. El objetivo era clasificar para el campeonato mundial, por lo que había entrenado intensamente durante semanas junto a su entrenador personal. A pesar de no disponer del tiempo suficiente debido a sus responsabilidades diarias, María Luz se enfocó en trabajar directamente con uno de los asistentes del entrenador para mejorar su resistencia y velocidad.

Sin embargo, el día anterior a la carrera recibió la noticia de que se cancelaba la natación debido a una alga venenosa. Esto significaba que iba a competir sin nadar por primera vez en un triatlón. Aunque no era lo ideal, decidió seguir adelante con determinación.

Leer también:  Transforma vidas con momentos inolvidables en la educación

Aceptar nuevos desafíos

El día de la carrera estaba frío y María Luz sintió rápidamente la diferencia al no haber nadado antes de comenzar el segmento de ciclismo. Se sentía rígida y sin fluidez en la bicicleta, lo que le generó una sensación de desánimo. A pesar de ello, logró completar los 180 kilómetros con poco energía.

Al empezar a correr, sintió un intenso dolor en la espalda y cadera. En ese momento, tuvo una profunda conversación consigo misma para tomar decisiones importantes. Decidió replantearse sus objetivos y enfocarse únicamente en terminar la carrera, olvidándose del tiempo o las posiciones.

Con determinación y nuevos acuerdos internos, María Luz continuó corriendo paso a paso, cuidando su postura y evitando mirar el reloj. Sorprendentemente, al cruzar la meta se dio cuenta de que había corrido la maratón más rápida de su vida.

Lecciones aprendidas

La historia de María Luz nos enseña varias lecciones valiosas para aplicar en nuestra propia vida:

No detenernos ante los obstáculos

A veces nos encontramos con situaciones inesperadas que nos impiden seguir nuestro plan original. Sin embargo, debemos recordar que eso no debe detenernos. Aunque nuestras capacidades puedan verse reducidas o limitadas, siempre podemos encontrar formas creativas de seguir adelante.

Aprovechar el tiempo presente

Muchos hemos experimentado cómo el tiempo ha cobrado otra dimensión durante estos momentos complicados e inciertos. En lugar de vivir pendientes del reloj, podemos aprovechar este tiempo para reinventarnos, descubrir nuevas habilidades y aprender cosas nuevas sobre nosotros mismos.

Mantener el optimismo

Es importante avanzar con confianza y optimismo, sabiendo que los resultados pueden sorprendernos. No debemos perder la esperanza ni dejar que las circunstancias actuales nos desanimen. Cada meta que nos fijamos puede ser cruzada si nos esforzamos y dedicamos nuestra auténtica voluntad de salir adelante.

Leer también:  Desconecta y vive: Reflexiones sobre nuestra dependencia de las pantallas

Esta charla TEDx me ha dejado una gran inspiración. A través de la historia de María Luz Arellano, aprendí la importancia de adaptarnos a las circunstancias y seguir adelante incluso cuando nuestros planes se ven alterados. Debemos enfocarnos en terminar nuestras metas sin importar el tiempo o las dificultades que enfrentemos en el camino. Además, recordé lo valioso que es aprovechar el presente para reinventarnos y mantener siempre un espíritu optimista ante cualquier desafío.

Ahora te invito a reflexionar sobre estas lecciones y cómo puedes aplicarlas en tu propia vida. Recuerda que cada obstáculo puede ser superado si mantienes una actitud positiva y perseverante.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.