Resistencia y defensa del territorio en Colombia: testimonios y estrategias sorprendentes

Imagina vivir en medio de un conflicto interminable y resistir de forma NO violenta. Descubre cómo una comunidad en Colombia lo ha logrado en mi próximo artículo. ¡Te sorprenderás!

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo algo que acabo de descubrir y que me ha dejado impactado. Acabo de ver un video de una charla Tedx muy poderosa y conmovedora, impartida por Jesús Emilio Tuberquia, un valiente campesino colombiano que pertenece a la Comunidad de Paz del municipio de Apartadó en el departamento de Antioquia. Esta comunidad fue creada por campesinos que han sufrido desplazamientos forzados y violencia armada durante muchos años.

Una comunidad en busca de paz

Tuberquia nos cuenta cómo él y cientos de campesinos se vieron obligados a crear esta comunidad neutral debido a la violencia constante y las violaciones a los derechos humanos cometidas por todos los actores armados, incluyendo la fuerza política. Durante años, han presenciado masacres, muertes selectivas e incendios intencionales en sus hogares. Cansados ​​de tanta violencia, decidieron firmar una declaratoria para visibilizar estas graves violaciones.

Para lograr esto, buscaron apoyo en diferentes instituciones como la Iglesia Católica y varias organizaciones internacionales. Sin embargo, enfrentaron bloqueos económicos que les impedían obtener alimentos básicos debido a la militarización impuesta por la fuerza pública y los paramilitares en el municipio. A pesar de todas las dificultades, esta valiente comunidad se reorganizó para resistir.

La reconstrucción paso a paso

A pesar del desplazamiento forzado al casco urbano del corregimiento, estos campesinos no se rindieron. Comenzaron a reconstruir sus vidas, cultivando nuevamente la tierra y reconstruyendo sus hogares, escuelas y centros de salud. Poco a poco, lograron mejorar los ingresos económicos y buscaron oportunidades de comercialización con empresas internacionales como Kepa en Alemania y Luz OLA CHS en Inglaterra.

Leer también:  El poder transformador de las palabras: descubre cómo aprovechar su impacto

Este proceso no ha sido fácil para ellos. Han perdido alrededor de 350 miembros de su comunidad debido a la persecución constante. Tuberquia mismo vive condenado a muerte y sabe que su historia puede ser conocida mañana o incluso podría morir pronto. Sin embargo, esto no los detiene en su lucha por defender la vida y el derecho a la tierra.

La importancia de la solidaridad internacional

Tuberquia destaca el papel crucial que ha desempeñado la solidaridad internacional en su supervivencia. La presencia física de escoltas civiles les permite moverse con seguridad tanto en las zonas rurales como en las ciudades para llevar a cabo sus actividades diarias.

A pesar del reconocimiento otorgado por diferentes instituciones internacionales, como la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Estado colombiano ha desacatado estas decisiones judiciales una y otra vez. Esto ha llevado a un exterminio sistemático contra esta comunidad pacífica.

Un llamamiento urgente

Tuberquia hace un llamamiento apasionado para que todos nosotros nos solidaricemos con ellos. Nos pide que intercedamos ante nuestros gobiernos y el gobierno colombiano para detener esta barbarie. A pesar de las expectativas generadas por el acuerdo de paz entre la guerrilla y el Estado colombiano en 2016, la persecución continúa.

Es triste ver cómo las multinacionales están involucradas en este proyecto paramilitar respaldado por el Estado colombiano. Empresas como Chiquita Brands han admitido su responsabilidad indirecta al introducir armas y municiones que se utilizaron para matar a miembros de la comunidad de paz. Por otro lado, empresas como Luz OLA CHS son un ejemplo positivo al defender los derechos humanos.

Leer también:  El entorno para emprender joven: reflexiones de un joven emprendedor

En conclusión, la historia de Jesús Emilio Tuberquia y su comunidad nos muestra la importancia del coraje, la perseverancia y la solidaridad en medio de circunstancias extremadamente difíciles. Nos recuerda que todos tenemos un papel que desempeñar en la defensa de los derechos humanos y en luchar por un mundo más justo.

Jesús Emilio Tuberquia es un campesino colombiano que forma parte de una valiente comunidad llamada Comunidad de Paz del municipio de Apartadó. Esta comunidad ha sufrido desplazamientos forzados y violencia armada durante muchos años. A pesar de esto, han resistido y reconstruido sus vidas paso a paso.

Su lucha no ha sido fácil; han enfrentado persecución constante e incluso tienen miembros condenados a muerte. Sin embargo, gracias a la solidaridad internacional, han encontrado fuerza para continuar resistiendo.

Tuberquia hace un llamamiento apasionado para que todos nos solidaricemos con ellos y exijamos al gobierno colombiano que detenga esta barbarie. Nos recuerda la importancia de defender los derechos humanos y luchar por un mundo más justo.

Después de ver este video, no puedo evitar sentirme inspirado por la valentía y determinación de Jesús Emilio Tuberquia y su comunidad. Me ha recordado que todos tenemos el poder de marcar la diferencia, incluso en las circunstancias más difíciles. Su historia es una llamada a la acción para todos nosotros.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.