Resolviendo conflictos: un enfoque renovado para la búsqueda de justicia

Imagínate si pudiéramos resolver conflictos efectivamente en nuestra sociedad; eso es exactamente lo que propone el Mtro. Raúl Howe en su fascinante charla TED. ¡No te lo pierdas!

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo las ideas más importantes que he aprendido de una charla Tedx muy interesante que vi recientemente. El autor de la charla se llama Raúl Howe Marañón y su objetivo es hacernos reflexionar sobre la justicia y cómo podemos buscarla en el lugar equivocado.

La búsqueda de la justicia

Raúl comienza planteando que la justicia nace de la necesidad de mantener la armonía entre los seres humanos, y que el estado es responsable de administrar e impartir justicia. Sin embargo, señala que hemos buscado la justicia en el lugar equivocado durante siglos. Nos ha llevado a preguntarnos por qué no estamos satisfechos con ella.

Nos invita a levantar la mano si nos sentimos satisfechos con la justicia actual, pero nadie lo hace. Según las estadísticas, más del 90% de las personas no están satisfechas con el sistema judicial. Entonces, ¿por qué no estamos encontrando esa tan anhelada justicia?

Tres trampas del sistema judicial

Raúl explica que existen tres trampas en las cuales cae repetidamente el sistema judicial:

1. Solucionar conflictos mediante castigos

Nos dice que el fin último del Estado y del derecho es solucionar conflictos entre individuos e instituciones. Sin embargo, señala que esto se ha convertido en castigar a los culpables en lugar de buscar una solución real al conflicto.

Leer también:  Derechos culturales: Construyendo comunidad y dignidad

Pone como ejemplo un caso reciente ocurrido en Puebla, donde un joven llamado Daniel fue linchado y quemado vivo por error. El Estado reacciona tipificando el linchamiento como delito y metiendo a los culpables a la cárcel. Pero Raúl plantea que esto no soluciona el conflicto de fondo, solo castiga.

Nos muestra estadísticas alarmantes sobre otros delitos como violencia sexual y secuestro, donde a pesar de estar tipificados y tener penas altas, siguen sucediendo en grandes cantidades. Nos hace reflexionar sobre si este modelo basado en el castigo realmente está funcionando.

2. El monopolio de la justicia

Raúl nos dice que el Estado tiene el monopolio de la justicia, lo cual implica que nadie más puede hacer justicia más que él. Esto se justifica diciendo que lo privado es corrupto y lo público es limpio.

Pero nos muestra cifras preocupantes sobre la falta de jueces y policías en México para enfrentar la creciente inseguridad. Además, señala que aunque se dice que la justicia es gratuita, en realidad todos pagamos impuestos para mantenerla.

También destaca el hecho de que existe un gran rezago judicial debido al alto número de casos sin resolver. Plantea la necesidad de pensar en alternativas al sistema tradicional para poder hacer frente a tantos conflictos.

3. La mediación como solución parcial

Raúl menciona la mediación como una posible solución al problema judicial actual. Destaca cómo China ha implementado con éxito este método para resolver conflictos vecinales, familiares, de pago de deudas y hasta problemas viales.

La mediación permite a las partes comunicarse y buscar soluciones pacíficas sin tener que recurrir a la vía judicial. Raúl nos cuenta un caso en el cual una madre involucrada en un accidente vial pudo expresar sus sentimientos y arrepentimiento ante el responsable del accidente, logrando así resolver el conflicto de manera satisfactoria para ambas partes.

Leer también:  Cultura migrante: el poder transformador en las ciudades

Sin embargo, señala que la mediación no es la solución completa debido a que solo está habilitada en la mitad de las entidades federativas de México. Hace un llamado a las autoridades para que habiliten este servicio y permitan a los ciudadanos acceder a una forma alternativa de resolver conflictos.

La propuesta: ser justos

Raúl plantea que para poder tener justicia, debemos ser justos nosotros mismos. Nos invita a capacitarnos y convertirnos en expertos en resolución de conflictos. Destaca el poder de la negociación exitosa como herramienta para alcanzar acuerdos beneficiosos para todas las partes involucradas.

Nos muestra ejemplos donde se ha aplicado esta metodología con éxito, como en agrupaciones campesinas o incluso en negociaciones con el crimen organizado (aunque él no esté directamente involucrado).

Hace hincapié en que si queremos una sociedad más armónica y colaborativa, debemos asumir nuestra responsabilidad individual frente a los conflictos y buscar soluciones pacíficas e inteligentes.

La charla de Raúl Howe Marañón nos invita a reflexionar sobre la justicia y cómo buscarla en el lugar equivocado. Nos muestra las trampas del sistema judicial basado en el castigo, el monopolio estatal de la justicia y la mediación como una solución parcial.

Su propuesta es que nos convirtamos en expertos en resolución de conflictos y asumamos nuestra responsabilidad individual para alcanzar una sociedad más armónica. Nos recuerda que el conflicto está dentro de nosotros y podemos enfrentarlo y resolverlo pacíficamente.

Así que te invito a ser parte del cambio, a buscar soluciones justas y a contribuir a construir un mundo mejor.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.