Rompiendo el estigma: cómo cuidar nuestra salud mental

¿Te has sentido alguna vez mal y has sentido la presión de ocultarlo? No estás solo/a! Descubre cómo romper el tabú de la salud mental en la inspiradora charla TED de Alexis Lahorra.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo una charla TEDx que acabo de ver y que me ha dejado realmente impactado. Se trata de una conferencia impartida por Alexis Lahorra, en la cual habla sobre el trastorno de estrés postraumático y la importancia de cuidar nuestra salud mental.

El trastorno de estrés postraumático

Cuando escuchamos las palabras “trastorno de estrés postraumático”, es posible que nos vengan a la mente imágenes relacionadas con la guerra, la violencia o el ejército. Sin embargo, este trastorno mental puede desarrollarse después de experimentar o presenciar eventos que ponen en peligro nuestra vida, como accidentes, agresiones o desastres naturales.

Los síntomas del trastorno pueden incluir pesadillas, flashbacks (recuerdos involuntarios del evento traumático), dificultad para concentrarse o dormir, evitación de ciertos lugares o situaciones y pensamientos negativos recurrentes.

La importancia de cuidar nuestra salud mental

Ahora bien, ¿qué es exactamente la salud mental? Muchas veces asociamos esta expresión con términos como depresión u hospitales psiquiátricos. Pero durante el verano del 2016, antes de estudiar en Salamanca (España), visité la casa de Anne Frank y algo cambió dentro de mí.

Mientras recorría los pasillos y observaba las imágenes y las historias plasmadas en aquel lugar histórico, sentí una gran emoción que me llevó a llorar. En ese momento, nadie me juzgó ni me preguntó por qué lloraba. Me sentí libre de expresar mi dolor y encontré consuelo en un espacio donde las lágrimas parecían ser aceptadas.

Leer también:  Revista feminista: el éxito de dos hermanas

Pero lo que nadie sabía en aquel momento era que estaba llorando porque había sido agredido sexualmente. El miedo y la vergüenza me llevaron a guardar silencio, y encontrar ese lugar donde podía llorar sin ser cuestionado se convirtió en una especie de refugio para mí.

Al regresar a casa, deseaba borrar ese recuerdo para siempre. Sin embargo, todo cambió rápidamente cuando comencé a experimentar ataques de pánico recurrentes. Imágenes, lugares o noticias relacionados con el asalto desencadenaban una sensación abrumadora de culpa y vergüenza.

Me sentía vacío y solo. Aunque aparentemente tenía todo bajo control, en realidad me estaba desmoronando por dentro. Pero fue entonces cuando decidí buscar ayuda.

Buscar ayuda es fundamental

Cuando empecé a tener pensamientos suicidas, mi mejor amiga fue quien me animó a buscar ayuda profesional. Me conectó con los servicios sanitarios y psicológicos de la universidad y eso marcó un antes y un después en mi vida.

También tuve amigos dispuestos a escucharme cuando tenía ataques de pánico. No tenían que decir nada especial, simplemente estaban allí para brindarme su apoyo incondicional. Eso hizo posible que yo pudiera dar el paso hacia la recuperación.

Según la Organización Mundial de la Salud, cerca de 800,000 personas mueren por suicidio cada año. En España, en el año 2016 se registraron 3,569 casos de suicidio, lo que equivale a casi 10 personas al día o una cada dos horas y media.

Pero aquí viene lo importante: el suicidio se puede prevenir. Todos tenemos el poder de marcar la diferencia en la vida de alguien que está pasando por momentos difíciles. No hace falta ser un experto en psicología o psiquiatría para ayudar.

Leer también:  Descubre cómo la Contracultura puede ser una poderosa herramienta de cambio

La importancia de escuchar y hablar

A veces, algo tan simple como escuchar a alguien puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte. Debemos atrevernos a romper las barreras entre aquellos que están luchando contra sus propios demonios internos y aquellos que no han experimentado situaciones similares.

Nadie debe sentirse avergonzado por no estar bien emocionalmente. Cada uno de nosotros tiene el deber de arriesgarse y tender una mano amiga a quien lo necesite. ¿Te animas a hacerlo?

La charla TEDx impartida por Alexis Lahorra nos recuerda que todos podemos enfrentar momentos difíciles en nuestra vida y es fundamental cuidar nuestra salud mental. El trastorno de estrés postraumático es solo uno de los muchos desafíos con los que algunas personas tienen que lidiar.

No obstante, si aprendemos a escuchar atentamente y ofrecer nuestro apoyo incondicional sin juzgar ni estigmatizar, podemos marcar una gran diferencia en la vida de alguien. No tengamos miedo de hablar sobre temas relacionados con la salud mental y romper el silencio que a veces nos rodea.

Así que te invito a que te arriesgues y preguntes a tus seres queridos cómo están realmente. Nunca sabes cuánto puede significar para ellos saber que tienen a alguien dispuesto a escuchar y ayudar.

Recuerda, todos podemos marcar la diferencia si damos un paso adelante y extendemos nuestra mano hacia aquellos que más lo necesitan. ¡Hagamos del mundo un lugar mejor!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.