Superando la diabetes: Una carrera transformadora

¡Ey, amigo! Acabo de ver una charla TED increíble y no puedo esperar a contarte todo lo que he aprendido. Se llama “Con diabetes, si se puede” y en ella María Ignacia nos cuenta cómo ha convertido su diabetes tipo 1 en una motivación para superarse constantemente como atleta de alto rendimiento. Es alucinante!

¡Hola! Acabo de ver un video realmente inspirador que quiero compartir contigo. Se trata de una charla TEDx presentada por María Ignacia Montt, una deportista profesional y diabética tipo 1. En su discurso, María Ignacia nos cuenta cómo ha enfrentado la carrera de la diabetes y cómo esta condición se ha convertido en su mayor motivación.

Un nuevo tipo de carrera

María Ignacia comienza comparando su experiencia con la diabetes con una carrera de 100 metros planos. A lo largo de su vida, ha corrido muchas carreras atléticas, pero nunca imaginó que disfrutaría tanto correr la carrera de la diabetes.

A los 11 años, fue diagnosticada con diabetes tipo 1 por su hermana. Desde ese momento, tuvo que aprender a inyectarse insulina para controlar sus niveles de azúcar en sangre. Al principio no entendía completamente lo que significaba vivir con esta enfermedad crónica, pero poco a poco se dio cuenta del impacto que tendría en su vida.

Los desafíos del deporte y la alimentación

A pesar del diagnóstico, María Ignacia continuó entrenando atletismo y descubrió el mundo del alto rendimiento a los 16 años. Ahí comprendió que ser deportista va mucho más allá del simple entrenamiento físico; también implica cuidar aspectos como la alimentación, el sueño y la salud mental.

Leer también:  Potenciar identidad: claves para desarrollo personal y superar estigmas

Pero para las personas con diabetes tipo 1 como ella, estos desafíos son aún mayores. La alimentación se convierte en un arma de doble filo: necesita insulina para controlar los niveles de azúcar, pero la insulina también puede afectar su composición corporal. Si no se cuida adecuadamente, sus metas deportivas se alejan.

La revolución tecnológica

Afortunadamente, María Ignacia ha sido beneficiada por los avances tecnológicos en el tratamiento de la diabetes. Antes tenía que pincharse el dedo varias veces al día para medir su glucemia, pero ahora cuenta con una bomba de insulina que monitorea constantemente sus niveles y le suministra la cantidad necesaria de insulina.

Esto ha hecho que las historias de bajadas bruscas de azúcar sean cosa del pasado. Gracias a esta tecnología, puede tener un mejor control sobre su enfermedad y enfocarse en su carrera deportiva sin interrupciones.

El poder transformador

A lo largo de su carrera deportiva, María Ignacia ha enfrentado altos y bajos: lesiones, malas decisiones y periodos en los que no logró mejorar sus marcas. Pero mirando hacia atrás, se da cuenta de que esos cinco años difíciles coinciden con un periodo en el que no le dio la importancia necesaria a su diabetes.

Fue durante la pandemia cuando todo cambió para ella. Al estar encerrada en casa sin competencias ni metas claras, decidió tomar las riendas de su diagnóstico y empoderarse como diabética tipo 1. Comprendió que sería una motivación constante para seguir mejorando y superándose a sí misma.

Inspirando a otros

María Ignacia también descubrió que su carrera no se trata solo de ella misma y de las medallas que gana por Chile, sino de inspirar a otros. Recuerda una carrera en España donde una niña diabética la miraba fijamente y al finalizar, esa niña le mostró su brazo con el mismo diagnóstico. Ese momento fue revelador para María Ignacia.

Leer también:  El poder del trabajo en equipo: inspirando y movilizando sociedades

Recibió un mensaje de la madre de esa niña, agradeciéndole por demostrarle a su hija que con diabetes se puede ganar. Desde entonces, decidió seguir visibilizando la diabetes y compartiendo un mensaje positivo. Comprendió que esta condición podía ser un arma poderosa para cambiar vidas.

Conclusión

En resumen, María Ignacia Montt nos ha enseñado que la adversidad puede convertirse en nuestro mejor maestro y nuestra mejor carrera. A pesar de los desafíos que enfrenta como deportista diabética tipo 1, ha encontrado en esta condición una motivación constante para superarse.

Nos invita a ver la diversidad como un motor de mejora y oportunidad para analizar qué somos capaces de lograr. La diabetes ya no es vista como una enfermedad por María Ignacia, sino como una compañera en sus carreras deportivas y en su vida.

Mi aprendizaje clave después de ver esta charla es entender el poder transformador que podemos encontrar en nuestras limitaciones y condiciones personales. Cada uno tiene su propia “carrera” particular y está en nosotros aprovecharla al máximo.

Fuente: TEDx Talk: La carrera de la diabetes por María Ignacia Montt.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.