Supervivencia idealista: manual para alcanzar tus metas

Hola! ¿Qué tal? Hoy he estado viendo una charla TED interesantísima sobre el concepto del talento. El ponente, Cecilya Mestres, es una joven cantante que ha destacado en el mundo de la música desde muy temprana edad. A los tres años empezó a estudiar música y a los catorce ya pisaba escenarios. A día de hoy, con tan solo veintisiete años, es reconoc

¡Hola! Hoy quiero contarte sobre un video de una charla Tedx que acabo de ver y que me dejó realmente impactado. Se trata de la historia de Cecilya Mestres, una mujer valiente y perseverante que ha logrado cumplir su sueño a pesar de las adversidades y los comentarios negativos.

El poder de creer en uno mismo

Cecilya comienza su charla contando cómo desde muy pequeña sintió una gran pasión por la música. A los 3 años, llegó a casa con un folleto comercial de una academia musical y le dijo a su mamá que quería apuntarse allí. Sin embargo, su mamá no estaba convencida debido a su sobrepeso y le sugirió que se apuntara a deportes como el baloncesto.

Pero Cecilya era cabezona y decidió seguir sus instintos. Convenció a su mamá para que la inscribiera en la academia musical y así comenzó su camino en el mundo de la música. No solo aprendió solfeo, sino también piano y otras disciplinas relacionadas.

No te rindas ante las críticas

A medida que fue creciendo, Cecilya se encontraba con comentarios negativos por parte de otros niños e incluso adultos. En el colegio, tenía dificultades para hacer amigos porque siempre estaba cantando como si fuera una radio. Cuando llegó el momento en que todos debían responder qué querían ser cuando fueran mayores, ella no dudó en decir: “Quiero ser cantante”. Pero esta vez las reacciones fueron diferentes.

Leer también:  El Manifiesto Hombres Medios: Consejos Prácticos y Divertidos para el Éxito

Mientras otros niños soñaban con ser astronautas o bomberos, Cecilya fue ridiculizada por su sueño de ser cantante. Incluso su profesora le sugirió que se planteara una carrera “normal” y dejara de soñar. Pero ella no se rindió y siguió dedicando todas sus horas libres a la música.

Perseverancia y trabajo duro

A lo largo de los años, Cecilya continuó tomando clases de piano, solfeo y también se sumergió en el mundo del teatro musical y las técnicas vocales. Montó sus primeras bandas, compuso sus propias canciones y nunca dejó de perseguir su sueño.

Incluso cuando llegó a la universidad para estudiar visuales, seguía enfrentándose a comentarios negativos sobre su elección de carrera. Pero ella sabía que si creía en sí misma, trabajaba arduamente y nunca dejaba de soñar, podía lograrlo.

El éxito contra viento y marea

Cecilya finalmente terminó la universidad y superó todas las dificultades que se le presentaron en el camino. Hoy en día, puede decir con orgullo que ha logrado convertirse en cantante profesional.

A pesar de ello, todavía hay personas que no entienden su elección o minimizan su trabajo al preguntarle qué hace realmente para vivir. Pero ella responde con seguridad: “Soy cantante”. Y es cierto, sirve agua mientras canta e incluso desborda emociones con cada nota que interpreta.

La historia de Cecilya Mestres es un claro ejemplo de que si creemos en nosotros mismos, trabajamos incansablemente y nunca dejamos que los demás nos quiten la ilusión, podemos lograr cualquier cosa. A pesar de las críticas y los obstáculos, ella perseveró y se convirtió en lo que siempre soñó ser: una cantante exitosa.

Así que, no importa cuántas veces te digan que tus sueños son imposibles o poco realistas. Si tienes pasión por algo y estás dispuesto a trabajar duro por ello, ¡no hay límites para lo que puedes lograr!

Leer también:  Superar adicción al juego: Descubre la historia inspiradora de Tom Giovanetti

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.