Tecnología y sostenibilidad: El poder de la ingeniería informática

Conoce a la increíble ingeniera, hacktivista y mentora que ha conquistado el mundo de las tecnologías de la información.

Quedé impactado por su pasión y conocimiento sobre sustentabilidad y cambio climático. ¡Descubre más en este artículo!

Buenas noches a todos. ¿Quién de ustedes ha donado ingresos económicos en una plataforma de financiamiento colectivo para apoyar alguna iniciativa de un emprendedor social? ¿Cuántos han firmado alguna petición para apoyar alguna causa? ¿Cuántas veces al día generan y comparten contenido positivo en sus redes sociales? Si realizan algunas de estas acciones, les tengo una excelente noticia: ustedes son activistas digitales.

En la charla TEDx que acabo de ver, Verónica Paniagua Chávez nos habla sobre los “activistas todoterreno”, esas personas que se levantan cada día y trabajan por causas que creen importantes. Verónica nos cuenta cómo todo comienza con un sueño, compartiendo su propia experiencia cuando era niña. Ella soñaba con ser astronauta debido al trabajo de su padre como ingeniero de minas. Un día, jugando con sus amigos, encontraron electrodomésticos viejos que estaban siendo desechados. Para Verónica, esa estufa era una cápsula espacial y decidió meterse dentro y cerrar la puerta. Sin embargo, sus amigos comenzaron a moverla sin darse cuenta de que ella estaba adentro. Aunque fue rescatada sin mayores problemas, esta experiencia le enseñó dos cosas importantes: las estufas no se pueden abrir desde adentro y son tan seguras que protegen todo lo que hay en su interior.

De ingeniera a activista digital

A medida que crecía, Verónica sabía que quería estudiar algo relacionado con matemáticas y computadoras debido a su amor por estos temas. Decidió estudiar ingeniería en sistemas, una carrera que le permitiría trabajar frente a una computadora desarrollando líneas de código. Después de terminar sus estudios universitarios, tuvo la oportunidad de trabajar en una institución gubernamental encargada de resolver problemas ambientales.

Leer también:  Descubre la fascinante mente humana a través de la neurociencia ficción

Fue allí donde Verónica descubrió los sistemas de información geográfica, una forma mágica de complementar las bases de datos con componentes geográficos. Esto facilita la toma de decisiones al integrar puntos, líneas y polígonos en un sistema. Al mismo tiempo, su espíritu activista comenzó a despertarse y junto con algunos amigos formaron una organización dedicada a dar charlas sobre educación ambiental y participar en foros y talleres relacionados con esta temática.

El trabajo activista los llevó a ocupar un cargo dentro del consejo consultivo para el desarrollo sustentable del país. Este espacio era el más importante en México para la participación ciudadana en temas ambientales, ya que interactuaban con más de 300 consejeros provenientes de todo el país: activistas, investigadores y expertos con años de experiencia.

La creación de una red

Aquí fue cuando surgió la gran idea: ¿qué pasaría si construyeran una red para gestionar el conocimiento? Esta red permitiría compartir información e impulsaría todas las actividades que se estaban realizando en diferentes partes del país. Comenzaron diseñando un prototipo local que rápidamente se convirtió en regional y luego se convirtió en la plataforma oficial del consejo consultivo.

Esta plataforma estaba sincronizada en tiempo real con todas las páginas de redes sociales que tenían. Además, incluía un módulo cartográfico con bases de datos geográficas y un directorio georeferenciado de todas las personas que formaban parte del consejo y el sector al que representaban: mujeres, jóvenes, organizaciones sin fines de lucro, empresarios y académicos.

El fracaso de una aplicación móvil

Después del éxito de la plataforma web, decidieron dar un paso más allá y desarrollar una aplicación móvil. Sin embargo, se encontraron con una dura realidad: menos de 10 personas la descargaron. Se dieron cuenta de que no todas las personas están acostumbradas a usar aplicaciones móviles, a pesar de tener teléfonos inteligentes.

Leer también:  El Arte de las Matemáticas en el Cosmos

Esto les enseñó una valiosa lección: antes de desarrollar una aplicación, es importante analizar si los usuarios objetivo están familiarizados con su uso. Actualmente, las tiendas están saturadas de aplicaciones que nadie descarga porque no todos los usuarios están dispuestos o saben cómo utilizarlas.

La importancia del impacto en redes sociales

A través del trabajo en la red y su experiencia como activista digital, Verónica llegó a formar parte del jurado calificador en un premio nacional ambiental donde evaluaba más de 50 proyectos realizados por activistas ambientales en todo el país. Durante este proceso se dio cuenta de que muchas organizaciones tenían una debilidad importante: no reflejaban todo su trabajo en sus perfiles en redes sociales.

Muy pocas organizaciones cuentan con páginas propias y desconocen mecanismos de financiamiento y plataformas de donaciones que podrían ayudarles a obtener ingresos de cualquier parte del mundo. Verónica nos invita a cambiar esto y convertirnos en ciudadanos inteligentes, proactivos y comprometidos con causas que ayuden a mejorar la vida de las personas.

La importancia del contenido positivo

Hoy en día vivimos inmersos en la tecnología y las redes sociales, pero hemos perdido la convivencia humana. Verónica cita una frase de Albert Einstein: “Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad; el mundo solo tendrá una generación de idiotas”. Sin embargo, ella nos invita a transformar esta situación en algo diferente: no temer al avance tecnológico, sino convertirnos en ciudadanos inteligentes que luchan por causas justas.

Cada una de nuestras acciones diarias puede marcar una gran diferencia. No cuesta nada generar y compartir contenido positivo en nuestras redes sociales, firmar peticiones o apoyar proyectos emprendedores. Tal vez no podamos solucionar todos los problemas existentes, pero podemos contribuir a mejorar el mundo con pequeñas acciones cotidianas.

Leer también:  Explorando nuevas posibilidades para un mundo sostenible: el fascinante mundo del biodiseño

En esta charla TEDx, Verónica Paniagua Chávez nos muestra cómo los activistas todoterreno son aquellos que se levantan cada día para luchar por causas importantes. Comparte su experiencia personal como ingeniera convertida en activista digital y cómo logró crear una red para gestionar el conocimiento e impulsar actividades relacionadas con el desarrollo sustentable.

Nos enseña la importancia de analizar si nuestros usuarios objetivo están familiarizados con el uso de aplicaciones móviles antes de desarrollarlas. Además, destaca la necesidad de reflejar nuestro trabajo en redes sociales y aprovechar las oportunidades que brindan las plataformas de financiamiento y donaciones.

Finalmente, Verónica nos invita a convertirnos en ciudadanos inteligentes y proactivos, capaces de marcar una diferencia positiva en el mundo a través de acciones cotidianas. No temamos al avance tecnológico, sino utilicémoslo como una herramienta para generar cambios significativos.

Recuerda: cada pequeña acción cuenta. ¡Vamos a hacer del mundo un lugar mejor!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.