Tomar decisiones empoderantes: liderazgo para una sociedad justa y equitativa

¿Puede un hombre marcar la diferencia en la lucha contra la desigualdad de género? Por supuesto que sí! Y Xavier Urios sabe cómo lograrlo. En esta charla TED, Xavier nos invita a todos, hombres y mujeres, a reconocer los problemas generados por la desigualdad y a construir una sociedad más justa y equitativa.

Xavier Urios, gerente general de la Cámara

Hace poco tuve la oportunidad de ver un video de una charla Tedx que me dejó realmente impresionado. El tema era equidad de género, algo que en los últimos años ha cobrado gran relevancia en la agenda empresarial del país en el que resido. Como hombre, me di cuenta de cómo muchos colegas han pasado de ser meros espectadores a ser actores del cambio. Y aunque nunca me había interesado tanto antes, acepté la invitación para hablar sobre este tema y compartir mis experiencias personales y profesionales que me han llevado a formar parte de este movimiento.

Un historiador comprometido

Aunque mi formación es como historiador, ahora me dedico a temas gremiales y empresariales. Sin embargo, siempre he creído que el pasado tiene las claves para comprender nuestro presente y transformarlo. En mis estudios universitarios aprendí la responsabilidad que tenemos todos nosotros para construir un mundo mejor.

El control sobre el cuerpo femenino

Una idea impactante que se mencionó en la charla fue el descubrimiento y comercialización de la píldora anticonceptiva en el siglo XX. Gracias a esto, las mujeres obtuvieron por primera vez en la historia el control sobre su cuerpo y su vida reproductiva.

Leer también:  Descubre la pedagogía de la menstruación: rompiendo tabúes

La mujer determinada por los hombres

A lo largo de la historia, se ha visto cómo los hombres han decidido cuál era el rol social y función de las mujeres. Desde tiempos prehistóricos hasta épocas más modernas, hemos sido testigos del control ejercido por ellos sobre nosotras.

En la prehistoria, cuando la humanidad estaba en su etapa más cercana a la vida animal, las mujeres tenían un papel importante en las labores de caza y recolección. Sin embargo, cuando entraban en edad fértil, su función principal era garantizar la continuidad del grupo a través de la reproducción.

En el mundo medieval y moderno, vemos cómo las familias aristocráticas decidían el destino de sus hijas a través de matrimonios concertados. Nuevamente, los hombres tomaban decisiones por nosotras.

Fue solo en el siglo XX que las mujeres comenzaron a tener acceso a la educación y se convirtieron en precursoras del movimiento feminista. A pesar de esto, seguía siendo necesario que los hombres otorgaran derechos a las mujeres.

Las primeras mujeres luchadoras

Un momento destacado en esta lucha por nuestros derechos fue la marcha de las mujeres sobre Versalles en 1789 durante la Revolución Francesa. Aunque estas mujeres jugaron un papel importante, al final fueron los hombres quienes se beneficiaron más.

Cambiando el modelo

Hoy en día existe una gran presión social y legal para lograr equidad de género. Las empresas modernas y socialmente responsables deben demostrar su compromiso con prácticas laborales equitativas para todos. Pero ¿cómo podemos cambiar realmente este modelo?

El papel fundamental del hombre

La clave para lograr un cambio real está en los hombres. Necesitamos aprender a elegir bien, pasar de decidir por las mujeres a decidir con ellas. Debemos saber cuándo callar y dar un paso al costado en asuntos que solo incumben a ellas.

Leer también:  Utopías para cambiar el presente: una reflexión inspiradora

Es fundamental comprender que aún hay mucho por aprender en nuestra relación con las mujeres. Debemos reconocer la importancia de su voz y su experiencia, y dejar de decidir por ellas.

El legado para el siglo XXI

En el siglo XX, muchas mujeres lograron salir adelante y tener la oportunidad de decidir sobre sus vidas. Es importante recordar las historias de nuestras abuelas y encontrar elementos parecidos a esas luchas en nuestro entorno profesional.

Una historia inspiradora

Para finalizar, quiero compartirles una historia muy especial para mí. Se trata de Pollin Blog, una mujer valiente que se casó enamorada pero enviudó poco tiempo después debido a la guerra. A pesar de todas las dificultades, ella salió adelante y educó a su hija sola. Hoy, a sus 107 años, sigue siendo un ejemplo para todos nosotros.

Pensemos en el futuro que queremos dejarle a nuestros hijos e hijas. ¿Queremos seguir viviendo en un mundo donde los hombres decidan por las mujeres? O ¿queremos construir una sociedad basada en la equidad entre hombres y mujeres?

Hoy más que nunca debemos ser conscientes del papel fundamental que tenemos los hombres en la lucha por la equidad de género. Debemos aprender a elegir bien, escuchar activamente y tomar decisiones conjuntas con las mujeres. Solo así podremos construir un futuro mejor para todos.

No olvidemos nunca las historias de nuestras abuelas y las luchas que enfrentaron. Sigamos su ejemplo y trabajemos juntos para construir un mundo más equitativo.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.