Transformación educativa: Un joven guatemalteco crea un futuro mejor

¿Estás listo para conocer a un joven visionario que está cambiando la vida de cientos de personas? Te presento a Daniel, un guatemalteco de tan solo 21 años con ideas innovadoras para mejorar la educación en zonas rurales. Descubre cómo está transformando vidas en su comunidad.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo algo que vi en un video de una charla TEDx realmente inspiradora. El protagonista de esta historia es Daniel Soto, quien hace dos años aproximadamente realizó un estudio en Nueva York. Este estudio reveló algo sorprendente: cuando aprendemos un idioma, no se almacena necesariamente en la corteza izquierda del cerebro como siempre hemos creído. Resulta que esto varía según nuestra edad.

Si un niño aprende un segundo idioma, este se almacena junto con su idioma natal. Pero si un adulto aprende uno nuevo, el lugar donde se almacenará dependerá mucho de su edad. Esto significa que cualquier persona puede aprender un nuevo idioma en cualquier momento de su vida.

La pandemia ha sido algo inesperado y ha afectado a todos por igual. Recuerdo cómo todo marchaba bien y las empresas funcionaban perfectamente, hasta que de repente todo cambió. Muchas personas perdieron sus trabajos, sus hogares y se enfrentaron a grandes dificultades económicas. Fue un momento difícil para todos.

Pero también fue una oportunidad para reflexionar y aprender muchas lecciones importantes. Una de ellas fue el tema del desempleo, algo que me preocupaba profundamente. Vi cómo amigos míos perdían sus empleos después de años trabajando en empresas estables.

Mi mamá también fue afectada por la pandemia y perdió su trabajo debido a la crisis económica generada por ella. Siempre ha tenido problemas con el aprendizaje y pensaba que era muy difícil aprender algo nuevo a su edad (más de 40 años). Me preocupaba mucho porque no encontraba soluciones para el desempleo.

Leer también:  Naturaleza vs. crianza: el debate eterno - Descubre cómo enfrentar los retos de la vida con una actitud positiva

Entonces surgió una idea en mi mente: ¿qué pasa con todas las personas desempleadas que no pueden hacer nada al respecto? Las oportunidades no eran suficientes para todos. Fue entonces cuando decidí crear una academia de inglés y permitir que las personas desempleadas estudiaran el idioma de manera rápida, para luego trabajar en un call center y mejorar sus ingresos.

Así nació la academia de inglés en plena pandemia, en marzo del año pasado. Comenzamos con solo tres inscritos el primer mes, pero pronto nos dimos cuenta de que no era un negocio sostenible. Mantener una academia con tan pocos alumnos implicaba muchos gastos en profesores, publicidad y plataformas virtuales.

Hice un trato con mi mamá, quien era uno de los tres inscritos. Le propuse que ella estudiara inglés a cambio de convertirse en nuestra secretaria bilingüe. Aceptó el trato y comenzó a recibir clases junto a los demás alumnos.

Después de ese primer mes, mi mamá ya podía hablar en pasado, presente y futuro. Fue impresionante ver cómo una persona que creía imposible aprender otro idioma lo estaba logrando ahora.

Pero enfrentamos nuevos desafíos en el segundo mes de operación. Perdimos dos alumnos y nos quedamos nuevamente solo con mi mamá como única alumna. Era evidente que algo fallaba en la parte administrativa del proyecto.

Nos dimos cuenta de que lo que faltaba era disciplina por parte de los estudiantes. Muchas personas pagaban la mensualidad mínima sin estar comprometidas al 100% con su aprendizaje. No practicaban ni realizaban las tareas diarias necesarias para avanzar.

Decidimos cambiar nuestro enfoque y nos dimos cuenta de que enseñar solo el idioma no era suficiente. Necesitábamos ayudar a las personas a cambiar su actitud y mentalidad para lograr un verdadero impacto en sus vidas.

Leer también:  4 acuerdos para elegir, renunciar, florecer y vibrar

Descubrimos que la motivación y la actitud eran fundamentales en este proceso. Las personas necesitaban sentirse motivadas y tener una actitud positiva hacia el aprendizaje. Creamos un ambiente donde los errores eran parte del proceso hacia el éxito, y destacábamos lo mejor de cada alumno.

Nuestro personal también se contagió con esta visión y todos trabajamos juntos para cambiar vidas a través de la educación. Los profesores no eran pedagogos ni expertos en enseñanza, pero tenían algo en común: habían aprendido inglés por su cuenta superando numerosas dificultades.

Esto permitió que se identificaran con los estudiantes y les brindaran apoyo desde su propia experiencia. Juntos, construimos una comunidad basada en la confianza, donde todos nos cuidábamos mutuamente.

En tan solo seis meses, nuestra academia tenía más de 500 alumnos estudiando con nosotros no solo en Guatemala, sino también en Nicaragua, El Salvador y México. No pagamos publicidad en otros países; fue todo gracias al boca a boca y al impacto positivo que estábamos generando.

Lo más sorprendente es que todo esto fue posible con tan solo $12 al mes por alumno. Muchas personas luchaban para pagar esta cantidad, pero les dimos tiempo porque nuestra meta era cambiar vidas a través de la educación.

Hoy tenemos más de 1000 alumnos creciendo día a día e impactando positivamente sus vidas gracias al aprendizaje del inglés. Cada mes, aproximadamente 200 nuevos estudiantes se unen a nuestra academia.

Este proyecto ha demostrado que con una actitud positiva, disciplina y la motivación adecuada, es posible cambiar vidas a través de la educación. El inglés no solo les brinda oportunidades laborales, sino que también les ayuda a crecer como personas y alcanzar sus metas.

Leer también:  Descubre cómo encontrar ventajas en las desventajas

En resumen, esta charla TEDx me enseñó que nunca es tarde para aprender un nuevo idioma y cambiar nuestras vidas. La pandemia nos ha dejado muchas lecciones valiosas y oportunidades para reinventarnos. Solo necesitamos tener la actitud correcta y estar dispuestos a enfrentar los desafíos con determinación.

Así que te invito a que te atrevas a aprender algo nuevo, sea un idioma o cualquier otra habilidad que siempre hayas deseado adquirir. Nunca sabes qué impacto positivo puede tener en tu vida y en las vidas de quienes te rodean. ¡El cambio comienza contigo!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.